La Patrona de El Palo acudió fiel a su cita con sus vecinos

Rosario 23Nuestra Señora del Rosario volvió a reencontrarse con sus vecinos en una nueva tarde de octubre, este año con la particularidad y suerte de procesionar por su barrio en el día de su festividad. Tras sonar la campana que marcaba las 17:30 horas, el cortejo al completo se puso en la calle antecediendo el paso de Santísima Virgen.

El mismo estuvo formado por el frente de procesión, misterios del Santo Rosario, representaciones de las cofradías de pasión Humildad y Paciencia y Expiración, seguidas de las Hermandades de Gloria del Carmen de Pedregalejo, Carmen de Huelin, Alegría, Virgen de la Cabeza y los Santos Patronos Ciriaco y Paula. Tras estos, se situaron los devotos con velas, el estandarte de Ntra. Sra. del Rosario, la representación de nuestra Hermandad hermana del Carmen de El Palo, la presidencia, el guión de nuestra corporación, el cuerpo de acólitas y monaguillos y el trono de la Patrona de El Palo.

Para la ocasión, el exorno floral estuvo compuesto por rosas vendela, rosas de pitiminí, lisianthus, nardos y antirrinums magistralmente realizado por Curro Claros. Como viene siendo habitual, nuestra Madre lució la saya de tisú rosa bordada y manto celeste bordado de procesión, estrenando el encaje de tul bordado en seda y la cinturilla bordada en el taller de Felicitación Gaviero bajo diseño de Curro Claros. Tras el trono marchó, por segundo año consecutivo, la banda de música de la Archicofradía de la Expiración que interpretó una variada cruceta musical que incluía las marchas dedicadas a Ntra. Sra. del Rosario.

Especialmente emotivos fueron el paso por la profusamente adornada calle Miguel Moya con una gran petalada realizada por nuestro grupo joven y el acto a las puertas del cementerio de San Juan, donde este año se rindió especial homenaje a nuestra hermana Dña. Beatriz Reyes recientemente fallecida. Antes de su regreso al templo, nuestra Reina del Santo Rosario fue recibida con júbilo en la zona de ‘Las Cuevas’ que un año más volvió a engalanarse para recibir a su ’emperatriz’.

Alrededor de las 22:00 horas, Nuestra Señora del Rosario entraba en la Parroquia de Ntra. Sra. de las Angustias con la que finalizaba su gloriosa procesión por las calles de su barrio, volviendo a iniciar de este modo la cuenta atrás que nos llevará hasta el próximo 6 de octubre de 2018 cuando vuelva a producirse el esperado reencuentro con sus devotos.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone