El Palo acudió fiel a su cita con la Patrona

R94Un año más, los vecinos de El Palo vivieron junto a su Patrona una de las jornadas más intensas del año, la de su procesión de Gloria. En esta ocasión, el sábado 12 de octubre, fue la fecha escogida para que la Protectora de los paleños recorriera su barrio y visitara a sus vecinos recogiendo plegarias y agradecimientos por su intercesión.

El día comenzó con la diana floreada que realizó la banda de cornetas y tambores de los Gitanos anunciando con sus sones la llegada de este esperado día. A esta le siguió la visita de los vecinos a Nuestra Señora del Rosario ya entronizada sobre su trono procesional, en muchos acompañando la visita de ofrendas florales. Este año como novedad, los cirios de la candelería del trono fueron encendidos con la ‘Luz de Belén’, la llama traída por los Scouts Católicos desde el lugar donde tuvo el nacimiento de Jesucristo.

Posteriormente, la procesión comenzó con una breve oración y reflexión por parte de nuestro Director Espiritual tras la cual, se abrieron las puertas del Templo para dar salida al cortejo que antecedía a Nuestra Señora del Rosario.

Las andas procesionales lucieron exornadas por ‘Rando arte floral’ en su totalidad sobre una base de verdes decorativos, rosas blancas – símbolo del amor a Dios, la pureza de la Virgen y la Paz -, orquídeas blancas – en alusión a la exquisitez, magnificencia y perfección espiritual de quien fue la primera custodia de Cristo -, plumas de pavo real – elemento iconográfico que alude a la realeza de María – y por último, a fin de crear un conjunto equilibrado y continuo, han sido introducidas rosas spray y oxypetalum azul.

Como en años anteriores marchó tras el trono la banda juvenil de música de la Archicofradía de la Expiración bajo la batuta de D. Julio Puyana que interpretó un variado repertorio con tintes gloriosos y alegres.

Entre los estrenos, estuvo la participación en el cortejo de mujeres ataviadas con mantilla blanca que acompañaron a la Virgen en su recorrido y la alfombra de sal, diseñada y realizada por hermanos de nuestra Hermandad. La Santísima Virgen estrenó también un juego de pendientes donado por un hermano y el escudo de El Palo realizado en oro por el joyero Manuel Fenoll, con esmalte de Rubén Terriza y donado por una hermana.

Durante toda la procesión se vieron muestras de amor y fervor a la Patrona y Protectora de El Palo por parte de numerosos vecinos y colectivos, como la petalada ofrendada por el grupo joven de la Hermandad en la calle Miguel Moya, además de los numerosos balcones adornados por vecinos en dicha calle. También la tradicional petalada en la calle Practicante Fernández Alcolea, la profusamente exornada calle de Antofagasta por parte de sus vecinos, el florido altar instalado por nuestra hermanda Dña. Adela Palma y la vista de fuegos artificiales ante el altar efímero levantado por los vecinos de “Las Cuevas” que año tras año acuden fieles a su encuentro con la Virgen del Rosario.

De nuevo, una cita marcada en el calendario de los paleños y que finalizó en torno a las 22:45 horas con la entrada de Nuestra Señora del Rosario en su sede canónica y que supuso el colofón a la semana de cultos en su honor y, especialmente en este año en el que El Palo ha hecho realidad ‘El Sueño de un Barrio’ con la imposición de las nuevas coronas y cetros a la Virgen del Rosario y su Hijo y que brillaron durante su anual procesión de Gloria.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone